Gratinado de Calabacín y Tomate
Gratinado_calabacín_y_tomate.JPG

INGREDIENTES

 

2 cebollas grandes o 3 medianas (preferiblemente rojas).

3 calabacines cortados en rodajas de 5mm.

6 tomates pera cortados en rodajas de 5 mm.

300 g de queso de cabra cortado en rodajas de 7mm.

5 cucharadas colmadas de queso Parmesano rallado.

3 c s de aceite de oliva virgen extra. ½ diente de ajo. Mantequilla para engrasar el molde.

Aceite de albahaca:

Un ramillete abundante de hojas de albahaca.

100 ml de aceite de oliva virgen extra.

2 c s de aceite de cacahuete (opcional).

 

 

 

PROGRESIÓN

 

Precalentar el horno a 200º.

Sofreír la cebolla en juliana en una sartén hasta que se dore.

Frotar un plato de horno con el ajo y luego, con ayuda de una brocha, engrasar con  mantequilla.

Colocar las cebollas en el fondo del plato. Salpimentar.

Dorar pero no cocinar, en una  sartén con poco aceite y solo por una cara, las rodajas de calabacín. No poner mucha cantidad cada vez. Dejar enfriar. 

Cubrir la cebolla con el queso de cabra cortado en rodajas.

Colocar las rodajas de calabacín y de tomate de forma alternativa como aparece en la foto. Salpimentar.

Hornear durante 20 minutos.

Espolvorear con el queso Parmesano y gratinar.

Servir cada ración rociada con el aceite de albahaca.

Aceite de albahaca:

Cortar las hojas de albahaca y colocarlas en una picadora (1,2,3). 

Templar el aceite de oliva y el de cacahuete (opcional) y añadir a las hojas. 

Picar hasta integrar los dos ingredientes. Pasar por un colador fino y reservar.

Este aceite se puede conservar en la nevera hasta dos semanas.

 

 

 

 

                                            -=oOo=